Los orígenes de Rexach Baqués

En el año 1885 nace en Guardiola de Font-rubí Pere Baqués Rafecas, el fundador de las cavas y bisabuelo de la actual generación.

Pere Baqués Rafecas empezó haciendo vinos tranquilos en un rincón entre la barbería y la sala de baile del pueblo que regentaban sus padres. Así fue como empezó nuestra historia. En el 1910 arranca la empresa y es él quien lleva a cabo la primera excavación de la cava buscando las condiciones óptimas para una buena crianza de aquellos vinos.

Del 1915 datan los documentos de una ampliación en la que se perfora a más profundidad que la anterior, optimizando todavía más las condiciones. Las obras de excavación a mano durarán unos años creandose lo que són las actuales cavas que conservamos con su forma original.

Assumpció Baqués Llopart, hija del fundador, fue quien con gran afán continúa la tarea empezada por su padre.

Pere Rexach Baqués, hijo de Asunción, toma el relieve al frente de las cavas hasta que su hija Montse se incorpora a la gestión de la empresa.

Actualmente las cavas están regentadas por Montse Rexach Peixó, que continúa fiel a unos orígenes y aportando a las cavas un cambio generacional digno de una tradición familiar.

 

BRANDY REXACH

Se abandonó su elaboración en el 19.. y ha quedado en la memória de mucha gente, y de los pocos que lo conservan todavía, convirtiendose con el tiempo en un producto para coleccionistas y un clássico dentro de los brandys, por su suavidad y gusto afrancesado que tenía (y todavía tiene)

El 'porqué' de hacer un brandy

La abuela de la actual generación, Assumpció Baqués Llopart se casó con Esteve Rexach Llòpis, pintor y viajero que plasmaba en sus cuadros los viñedos que lo rodeaban, visitaba constantemente Paris y muchas de las tierras francesas.



Así en sus viajes y a veces acompañado por su hijo Pere Rexach Baqués fueron acercando la manera de trabajar el coñac francés y elaborar aquí su versión del brandy, sin duda un avance importante en aquellos años.