Rexach Baqués concentra cien años de historia en la edición limitada de un Brut Gran Reserva

Nuevo Cava Brut Gran Reserva 2006, Edición Limitada

Rexach Baqués presenta en sociedad el cava Pere Baqués Gran Reserva 2006, edición limitada 100 Aniversario, en una fiesta de conmemoración del primer centenario de la empresa


La familia Rexach Baqués ha reunido este lunes 7 de noviembre cerca de un centenar de amigos y clientes en una fiesta íntima en sus cavas de Guardiola de Font-Rubí, para celebrar el centenario de la empresa y presentarles el cava Pere Baqués, un brut gran reserva del 2006, elaborado con las variedades tradicionales (xarel·lo, macabeu y parellada), matizadas con una pincelada de pinot noir en una edición limitada de 6.000 botellas.

Montse Rexach Peixó, representante de la cuarta generación de la familia, ha remarcado durante el acto de celebración, la voluntad de la empresa de seguir adelante con la tradición y el espíritu que ha heredado de sus bisabuelos, abuelos y sobretodo de su padre Pere Rexach Baqués, "que literalmente nació en la cava, en plena guerra civil y que a sus 14 años ya viajaba a Francia con su padre, de dónde volvía con conocimientos para aplicar a la empresa familiar”.

Montse Rexach (capt) - Nou cava Brut Gran Reserva 2006(desc)Montse Rexach Peixó, representante de la cuarta generación de la familia, ha remarcado durante el acto de celebración, la voluntad de la empresa de seguir adelante con la tradición y el espíritu que ha heredado de sus bisabuelos, abuelos y sobretodo de su padre Pere Rexach Baqués, "que literalmente nació en la cava, en plena guerra civil y que a sus 14 años ya viajaba a Francia con su padre, de dónde volvía con conocimientos para aplicar a la empresa familiar”.

La empresa Rexach Baqués nació el 1910, cuando su fundador, Pere Baqués Rafecas, construyó la primera cava para garantizar las condiciones adecuadas para la crianza de los vinos tranquilos que había empezado a elaborar a finales del siglo XIX en Font-rubí. La empresa ha ido ampliando los espacios a partir de la cava original, y en ella reposan sus famosos cavas de larga crianza (sólo comercializan Reservas y Gran Reservas), que se han ganado a lo largo de los años un gran prestigio y tradición en el mercado catalán y estatal.

Durante la fiesta, los asistentes han podido visitar las cavas de la empresa y gozar de un almuerzo show-cooking, maridado con los cavas elaborados en la casa. La sumiller Montse Velasco, ganadora del título Nas d’Or 2011, ha sido la encargada de hacer la primera cata del Pere Baqués Gran Reserva 2006. Ha destacado el color amarillo paja con ribetes ligeramente dorados y una burbuja fina y constante. En nariz, el nuevo cava Rexach Baqués desprende los meses de envejecimiento y crianza en la cava y recuerda los aromas de fruta blanca (pera y manzana) mezclados con notas de tostados y frutos secos propios de la larga estancia en botella. Según Velasco, en boca el cava Pere Baqués recuerda la fruta madura con matices de vainilla, que perdura muchísimo en boca. “Es un cava muy elegante, apropiado tanto para aperitivos como para comidas como el gallo asado tan propio del Penedès”, ha explicado Velasco.

Esta edición tan limitada, presentada en un elegante estuche individual dónde se reproduce una imagen promocional recuperada de los primeros cava P. Baqués, recoge todo el saber hacer de Rexach Baqués acumulado durante 100 años.